ZigaForm version 5.5.1

Cobro de morosos, la paciencia como virtud

Cuando una empresa o un autónomo se encentra con un impago se produce una situación muy poco deseada en la que se tiene que emplear recursos para conseguir el cobro. También es un momento delicado ya que, en casi todos los casos, se trata de clientes que, por razones diversas, no pueden hacer frente a sus obligaciones dinerarias y con lo que queremos seguir teniendo relación.

El cobro de morosos se puede convertir en una actividad que robe gran parte del tiempo que podríamos estar destinando a otras tareas más productivas. Además, puede colocarte en una difícil situación financiera ya que puede hacer que te falte liquidez. Por eso es necesario actuar de manera más efectiva ya que, cuanto más reciente sea la deuda, más fácil será su recobro.

La paciencia es una gran herramienta para el cobro de morosos. Además de saber manejar los tiempos, también es necesario contar con habilidades de negociación. De esta manera puedes obtener tu dinero y además no perjudicar tu imagen corporativa. Esto se vuelve más difícil cuando existe un gran número de impagos y la situación se vuelve más apremiante.

Por eso una decisión inteligente es contratar los servicios de expertos asesores que hagan efectiva la resolución extrajudicial de los impagos y sigan una vía amistosa en el cobro de morosos.

De esta manera contarás con un equipo que se está dedicando de lleno a esta gestión y que además trabaja en base a resultados. Consiguen realizar el seguimiento necesario reduciendo los tiempos que de otra manera parecían interminables.

Ser paciente en el cobro de morosos no implica dejar de reclamar los impagos

La paciencia no se debe confundir con la falta de actividad. Si tras 60 días no se ha pagado una deuda o parte de ella, lo más recomendable es externalizar los servicios para el cobro de morosos. También es posible recuperar los impagos antiguos, aunque puede suponer mayor coste. Nunca hay que dejar de ser proactivos en el cobro de morosos.

Por eso, si piensas que un impago está durando demasiado en el tiempo y no cuentas con medios o habilidades para poder acabar con él lo mejor es que acudas a profesionales. De esta manera podrás obtener el mejor asesoramiento sobre el tipo de vía a la que debes acudir para conseguir que el cobro de morosos sea más efectivo.

La impaciencia puede llevarnos a acudir directamente a la vía judicial dejando a un lado las posibilidades de negociación en el cobro de morosos. En muchas situaciones, por sus particulares características, se puede llegar a acuerdos de pago que pueden resultar más beneficiosos para todas las partes y que no perjudican tanto las relaciones entre las empresas y los clientes.

Gracias al trabajo de estos profesionales se puede conseguir que el plazo para conseguir la efectividad en el cobro de morosos sea de 90 días como media. Siempre dependerá de las situaciones concretas de cada caso, pero contar con un tiempo determinado te ayudará a subir tus niveles de paciencia.

En A&C te ayudamos con la gestión de cobros de morosos realizando todas las gestiones necesarias y buscando las mejores vías para conseguir la solución. En todo momento podrás consultar el estado de la reclamación de tus deudas.

Sin duda, con A&C podrás conseguir una gran tranquilidad sobre los impagos que ahogan a tu empresa o negocio. Descubre como la paciencia puede ser una gran virtud que te ayude a que el cobro de morosos llegue a un buen fin.

Formulario de Contacto

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog